Utilizamos cookies para mejorar la calidad de sus visitas a nuestro sitio web. Al acceder a nuestro sitio web, usted acepta expresamente el uso de cookies. Nuestra política de cookies
Active las cookies para mejorar su experiencia de navegación por el sitio web. Permitir cookies Nuestra política de cookies

Factores que influyen en la muda

La mayoría de perros, gastos, animales pequeños y caballos muda el pelo en mayor o menor medida. El motivo de la caída del pelo puede ser la dieta, la raza, la edad, el estado hormonal o la rutina de aseo que aplica el propietario del animal. Este artículo es una introducción a los distintos factores que influyen en el ciclo de muda del pelo de los animales. Los hemos agrupado en tres categorías referentes al ambiente, al animal y al propietario.

El ambiente

Temperatura:
La muda parece estar ligada a la temperatura estacional, pero en realidad se rige por la duración del día.

Estilo de vida:
Dado que la muda está estrechamente relacionada con los cambios en la duración y la intensidad de la luz solar, los animales mudan pelo más o menos durante todo el año. Los animales de interior necesitan ayuda con el aseo durante los periodos de muda intensa para retirar los pelos sueltos.

Los animales que viven en el exterior tienden a mudar más pelo a medida que los días alargan en primavera. Los animales de exterior se asean ellos mismos para quitarse los pelos sueltos, porque les pican.

Alimentación:
La pérdida de pelo debida a una mala nutrición afecta a todo el organismo, pero es ante todo visible en el lomo y las caderas, donde los folículos pilosos presentan ciclos de crecimiento más cortos y periodos inactivos más largos. Como las proteínas son necesarias para la correcta queratinización de la piel, el pelo de los animales con una deficiencia proteica se seca, se vuelve frágil y cae fácilmente, además de tardar más en crecer.

Una dieta inadecuada puede provocar una muda irregular. Las vitaminas B son importantes para el crecimiento adecuado del pelo. El cobre es relevante para la producción de pelo y una deficiencia resulta en un manto deslucido. El cinc también puede influir en el crecimiento de pelo de los perros.

El animal

Raza:
Algunas razas tienen a mudar lentamente porque casi todos los folículos se encuentran en la fase de crecimiento casi todo el tiempo; el pelo no deja de crecer. Otras tienen la mayoría de los folículos en la fase de muda y a veces casi no tienen pelo.
Los perros con un ciclo de crecimiento de pelo largo mudan menos.

Los perros con pelo largo y fino suelen mudar menos que otras razas. Algunas razas mudan muy poco pelo. No existen las "razas sin muda" en sentido estricto. No obstante, la mayoría de razas con una sola capa de pelo se consideran "sin muda" porque la caída de pelo no se aprecia mucho. Los perros de pelo corto mudan pelo con mayor frecuencia y continuamente.

Las razas con una alta densidad de folículos pilosos tienen más pelos protectores (manto superior) por cm2 y menos manto inferior. Mudan menos pelo que las razas con una baja densidad de folículos pilosos, pero tienen más subpelo asociado. Estas razas cambian de manto con cada cambio de estación, y pierden mechones enteros de subpelo de una vez.

Edad:
En general, no se forman nuevos folículos pilosos después del nacimiento. Al principio, un cachorro o un gatito tienen folículos pilosos sencillos con un solo pelo. Los pelos secundarios emergen a la edad de 12 semanas. El manto se torna más denso, rígido y grueso dependiendo de los rasgos de la raza. Los cachorros o los gatitos no "pierden" en realidad su primer manto, sino que suman una capa de pelo de adultos. La edad en la que se produce la primera muda depende de la estación en que nació la mascota, pero en cualquier caso entre los 4 y los 14 meses.

Estado hormonal:
La sangre contiene hormonas que determinan las fases de crecimiento del pelo. La muda está controlada por cambios hormonales vinculados a la duración del día. Algunas hormonas estimulan el crecimiento del pelo, mientras que otras lo retardan.
Las hembras tienden a mudar tras un ciclo de celo y después de parir. Esta muda se produce habitualmente cuando la camada tiene entre cinco y doce semanas. El falso embarazo o la lactancia nerviosa pueden producir pérdida de pelo en el pecho, la barriga y los costados.

La tiroxina también influye enormemente en los folículos pilosos y las células cutáneas. La tiroxina inicia el crecimiento del pelo e incrementa el ritmo de crecimiento de pelos nuevos. Una deficiencia de la hormona tiroidea (hipotiroidismo) conlleva un crecimiento del pelo escaso y ralo, sobre todo en el lomo.

Los corticosteroides retrasan el crecimiento inhibiendo la salida de pelo nuevo, lo que resulta en un adelgazamiento del pelo. Una carencia de hormona del crecimiento provoca una retención del pelo en animales jóvenes y una ausencia de crecimiento del pelo en los adultos.

El pelo de algunos animales cambia de color con la estación. Este fenómeno es otro aspecto del ciclo del pelo controlado por las hormonas. La actividad de los melanocitos cambia para conferir al pelo más o menos pigmento.

Estrés:
Siempre que el animal está estresado, la piel y el pelaje sufren. Todos los factores de estrés, como el ruido, el aburrimiento, el miedo, los cambios bruscos en el entorno, el suministro de alimento o agua irregular, la falta de contacto visual, el dolor y la ansiedad, acentúan la pérdida de pelo. Durante la fase inicial del estrés, como p.ej. una visita al veterinario o al cuidador de mascotas, se liberan hormonas del estrés en el flujo sanguíneo, que inducen la caída del pelo durante dos días. En los casos de estrés diario, la muda puede alcanzar una intensidad problemática.

La intensidad y la velocidad de la muda varían en las diferentes especies, razas e individuos, pero las condiciones de estrés provocan habitualmente la caída de pelo del tronco y los cuartos traseros.

El propietario

Baño:
Los baños demasiado frecuentes pueden resecar el manto y causar una caída excesiva del pelo. Hay que prestar atención a los productos utilizados, porque el pH no es igual en todas las especies. La elección del champú debe estar estrictamente relacionada con el pH cutáneo.

Corte:
Algunos perros detienen el crecimiento del pelo después de un corte. Tras unos meses sin recrecimiento del pelo, el proceso se reanuda espontáneamente.

lbl_RestartProductSearch

Welkom bij 8in1 België / Bienvenue sur 8in1 Belgique